Fabricación aditiva

×
_AML - CADS - SLM 125 - AT-Perg
_AML - DMG - Lasertec 30 - DE-Bielefeld
_AML - GFE - DMG Lasertec 20 - DE-Schmalkalden
_AML - Monalab - SLM280 - AT
_AML - SLM - SLM280 - DE-Lübeck
_AML - Swiss M4M Center - SLM280 - CH
_AML - Urma - SLM280 - CH-Rupperswil

Producción aditiva

"Impresión 3D en cama de polvo de metal, transferencia al reprocesamiento, medir, limpiar... Sin perder el punto cero."

 

Desafío: El proceso LPBF es cada ve más usado para la fabricación de piezas complejas y/o ultraligeras de metal. Para poder alcanzar la productividad necesaria y lograr efectos importantes de trabajos a escala, es necesario poder automatizar de manera industrial. Aquí todavía hay problemas: Piezas metálicas, aditivamente producidas, por lo general necesitan ser reprocesadas, para lo cual no están a la disposición sistemas automatizables ni mecanismos, como se lo conoce de la producción de arranque de virutas.

 

Consideración de inversión: Tecnológicamente, la impresión 3D está muy avanzada y controlada. En el reprocesamiento hay enormes potenciales de productividad. Por ello, debe ser posible entregar las piezas impresas directamente en la máquina AM, por ejemplo en el centro de procesamiento, tanto de manera manual como de manera automatizada, sin perder el punto cero.

 

Requerimiento en la práctica: Un sistema de punto cero que resiste altas temperaturas en la máquina AM de hasta 500°C, garantiza una alta precisión de posicionamiento, permitiendo así la presión híbrida. Simultáneamente deben retirarse los palets de piezas después de la impresión 3D y, p.ej. tensarlas en el centro de procesamiento sin intervención manual, producirla de manera permanente y separarla en el último momento posible del palet portador. La solución se encuentra en el sistema AM-LOCK de pL LEHMANN.